El origen del Tour de Francia

Tour de Francia

Podríamos decir que el Tour de Francia no es sólo una de las competiciones deportivas más importantes de Francia y Europa. El tour es además un símbolo del país, un acontecimiento que da a conocer las distintas regiones de su gran territorio y que pasará a la historia como símbolo imprescindible de la nación, a la altura de la Torre Eiffel.

Lo que quizá no sepa mucha gente es la historia de cómo surgió esta emblemática competición. Fue allá por 1903, siendo además la primera competición ciclista por etapas de la historia de este deporte.

Antes se habían realizado ya competiciones con grandes distancias, como el recorrido de París-Brest-Paris, de unos 1.200 km, o el Burdeos-París, de 567 km.

En 1686, se celebraría en París, la primera competición ciclista. En un parque de la ciudad. En ese momento, periódicos de la talla de Le Velo y L´Auto, vieron que las ventas de sus diarios aumentaban al cubrir dicha información. Algo que pasaría en años siguientes con las competiciones de larga distancia mencionadas.

Fue precisamente a causa de esto, que un periodista francés, Géo Lefèvre, daría forma a una idea y concepto diferente de carrera. Vendió a su periódico, L´Auto, que realizar una competición por etapas en territorio francés ayudaría a promocionar el diario. Así pues, su director, Henri Desgrange, se haría cargo del proyecto.

El 16 de febrero, dicho periódico publicaría un anuncio en el que informaban de la inscripción a una carrera. Así, en la primera página del periódico se podía leer “El próximo mes de mayo se disputará la primera Vuelta Ciclista a Francia. Contará con seis etapas, con un total de 2.428 km y el ganador obtendrá 20.000 francos-oro de premio”.

Desgraciadamente esta primera convocatoria no tendría mucho éxito, pues tan sólo se había inscrito 15 personas. El diario se vio obligado a retrasar la competición hasta julio de ese año y a aumentar considerablemente los premios.
Finalmente, en julio de 1903, frente al hotel Reveil Martin, 60 intrépidos ciclistas comenzaron la primera etapa, histórica, de esta competición. El vencedor de la misma fue Maurice Garin, quien finalmente también ganaría la final en París.

Otros enlaces de interés:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top