El Año Nuevo en Francia

Año nuevo en Paris

Una multitud recibe el Año Nuevo bajo la Torre Eiffel

En Francia, la Nochevieja –es decir, la noche del 31 de diciembre– recibe el nombre de Réveillon, aunque en algunas regiones también se la conoce como la noche de Saint-Sylvestre. Mientras que la víspera de Navidad se festeja en familia, las celebraciones de fin de año se reservan para la diversión entre amigos.

¿Cómo se celebra la entrada de Año Nuevo en Francia?

Música, baile y la mejor champaña del mundo son los ingredientes infaltables. Tampoco puede faltar la mesa bien provista de las delicias locales más típicas. Platos dulces y salados agilizan la espera. Al tocar las doce, es tradición que los enamorados se besen bajo una ramita de muérdago, para atraer a la buena suerte.

Tanto en las grandes ciudades como en los pueblos más pequeños, la atmósfera festiva se traslada a las calles. En París, por ejemplo, los Campos Elíseos se convierten en el escenario de un cuento de hadas, mientras los desconocidos brindan como si fueran amigos desde siempre y se desean buenos augurios para el año que inicia.

A lo largo de la extensa avenida que une al Arco de Triunfo con la Plaza de la Concordia –dos de los más importantes atractivos turísticos de la ciudad–, millones de luces encienden la noche.

En enero, las tradiciones no terminan. Aún queda un detalle importantísimo: las Cartes de voeux. Las tarjetas de felicitación son casi una obligación de los franceses, y suelen dejarse para el primer mes del año porque es entonces cuando las responsabilidades y los preparativos de las fiestas quedaron atrás.

Finalmente, no podemos olvidarnos de un verdadero emblema del Año Nuevo en Francia: la Galette des Rois. En la mayor parte del país, se trata de una exquisita torta de hojaldre rellena de pasta de almendras, rodeada con una corona de cartón. Esta tradición está ligada con la fiesta de los Reyes Magos, aunque se puede comprarla en las panaderías durante todo el mes.

Foto Vía: Travel Webshots

Tags:

Imprimir



6 comentarios

  1. ELIZABETH GUILLEN dice:

    Hace muchos años fui a Francia, como a otros paises, pero volvi enamorada de ese pais. En noviembre ya estaban comenzando con los preparativos navideños, y la torre de Eiffel, una belleza, llena de luces. amo a Francia, te prometo que volvere. Mi bisabuela era francesa.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top