10 visitas imprescindibles en París

Agujas de Notre Dame de París

Ya sabemos que París no se puede resumir en 10 visitas. Sería absurdo pensar así. Pero lo cierto es que sí se pueden destacar algunas de las que, junto con muchas otras, deben quedar marcadas en nuestra ruta de viaje como imprescindibles.

La primera de todas ellas es más que evidente ¿Cuál es el símbolo más importante de París? La Torre Eiffel, así pues, ya sea de día, por la tarde o a oscuras (lo cual será imposible por la gran iluminación de la misma) tenemos que observar esta gran obra inaugurada en 1889, con motivo de la Exposición Universal, y que es hoy por hoy el símbolo más importante de toda la ciudad.

Vista de la Torre Eiffel

A pesar de que con la visión de esta gran torre nos quedemos completamente obnubilados, tenemos que hacer un esfuerzo y llegar hasta Notre-Dame. Esta hermosa catedral gótica puede estar orgullosa de ser una de las más antiguas y bellas de todo el mundo. Un lugar que ha visto miles de episodios históricos de vital importancia, tanto para la ciudad como para el país.

Otra de las grandes visitas en París es el Museo del Louvre. Este lugar es posiblemente uno de los museos más importante del mundo y sin lugar a dudas el más visitado de todos. La mayor expectación se cierne sobre obras como la Gioconda, de Leonardo Da Vinci, o la Libertad guiando al pueblo, de Delacroix.

Si lo nuestro son los Palacios, aquí también tendremos suerte; y es que en París encontramos uno de los más bellos de toda Francia, el Palacio de Versalles. Patrimonio de la Humanidad, nos reserva una visita realmente bella tanto en sus jardines como en su interior.

No debemos perdernos la vista de los Campos Elíseos, una de las avenidas más famosas de todo el mundo. Un recorrido de casi 2 kilómetros que comienzan en la Plaza de la Concordia hasta el Arco del Triunfo.

Montmartre se cuela en nuestra lista de imprescindibles por ser la cuna de la bohemia parisina en el XIX. Un lugar lleno de encanto que podremos recorrer a pie, mientras observamos edificios tan mágicos como el Moulin Rouge.

El Barrio Latino también es una pieza clave en nuestra visita a la ciudad. El lugar en el que encontraremos, entre otras cosas, el Panteón o los jardines del Palacio de Luxemburgo.

Para los más aventureros la visita a las Catacumbas de París es ideal. Una red de túneles que sirvieron en su momento como cementerio de miles de personas. Hay más de 6 millones de personas enterradas, y la red de túneles es de más de 300 kilómetros.

Los Inválidos es un conjunto arquitectónico digno de ver. Allí encontraremos además museos como el del Ejército, la Escuela Militar o el mismísimo sarcófago de Napoleón Bonaparte.

Por último, aunque hay muchos más museos que también merecen la pena, nosotros queremos destacar el de Pompidou, y lo hacemos por ser uno de los lugares más transgresores en la época de su construcción. Un lugar, que como no podía ser de otra forma, alberga el Museo Nacional de Arte Moderno, comparable con museos como el Moma de Nueva York o el Tate Modern de Londres; y es que aquí encontraremos una de las mejores colecciones de arte moderno y contemporáneo del mundo.

Más información práctica de la capital francesa

Te interesará…

Tiene tantos lugares la capital francesa, que a veces, para ir más cómodo, que el tiempo sea rentable y además, nos den explicaciones históricas y curiosas de cada sitio, lo mejor es ir en una visita guiada. Es la mejor forma de empezar a conocer París, para luego irte centrando ya en puntos concretos. Con esta visita guiada no solo tienes a un guía a tu disposición, sino que además cuentas con todas las entradas de los lugares que se visitan…

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top