Qué ver en Burdeos

Burdeos

Capital de la región de Aquitania, Burdeos es conocida fundamentalmente por sus viñedos y su magnífico vino. Está situada en el sudoeste de Francia, 245 kilómetros al norte de San Sebastián, frente a la costa atlántica, y está considerada una de las ciudades portuarias más importantes de Francia. Sin ir más lejos, el Puerto de la Luna es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el 2007.

Burdeos está atravesada por el río Garona y cuenta en la actualidad con más de 235.000 habitantes, lo que la hacen ser la novena ciudad más poblada de Francia. El siglo XVIII está considerado el siglo de Oro en Burdeos, ya que buena parte de los grandes comerciantes se asentaron en la ciudad, construyendo nuevos edificios que la embellecieron sobremanera.

Hoy es una preciosa ciudad portuaria que merece la pena ser visitada. La mayor parte de su patrimonio corresponde a los siglos XVIII y XIX, que se une a los viñedos y bodegas de sus alrededores, a las que se puede realizar visitas guiadas para conocer el proceso de elaboración de sus caldos y poder degustar algunos de ellos.

QUÉ VER EN BURDEOS

– Puerto de la Luna

El barrio más antiguo de Burdeos lleva este nombre porque está situado sobre el río Garona formando una media luna. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2007, es la zona que cuenta con más edificios protegidos de Francia, después de París. Imprescindible recorrer sus pequeñas callejuelas empedradas, señaladas con placas de cobre en el suelo como itinerario turístico. Museos, galerías de arte, tiendas y pequeñas iglesias forman su recorrido.

Más información: Port of the Moon, el Puerto de la Luna

– Catedral de Burdeos

Construida a finales del siglo XI en estilo románico, forma parte del conjunto de Patrimonios de la Humanidad de Burdeos desde 1998. Su única nave tiene 124 metros de longitud y en ella se celebró en 1137 la boda entre Leonor de Aquitania y el futuro rey de Francia, Luis VII. Ha habido añadidos posteriores, como las torres, que datan del siglo XV, y el campanario o torre de Pey Berland, separada del conjunto, también del XV. Del interior destacar, entre otras cosas, el impresionante órgano.

Más información: Saint Andre, la catedral de Burdeos

Catedral de Burdeos

Catedral de Burdeos

– Museo de Aquitania

Se trata del museo de arqueología, etnología e historia de Burdeos. Está situado en el antiguo edificio de la facultad de letras, en pleno centro de la ciudad. Su colección de más de 70.000 piezas abarca desde la prehistoria y la época de los galos y los romanos hasta la actualidad. Las primeras salas corresponden a la Prehistoria, más tarde la Edad Media y por último los gloriosos siglos XVIII y XIX en Burdeos, para acabar por fin en el XX.

– Pont Pierre

El Puente de Piedra sobre el río Garona fue mandado construir por Napoleón entre los años 1810 y 1822. Tiene 486 metros de longitud y está formado por 17 arcos, convirtiéndose en uno de los grandes símbolos de la ciudad. Desde su construcción y hasta 1960 fue el único puente que había en Burdeos. Lo más recomendable es visitarlo de noche, ya que desde allí obtenemos una de las vistas más románticas de la ciudad.

Más información: El Pont de Pierre de Burdeos

Pont Pierre de Burdeos

Pont Pierre de Burdeos

– Plaza de la Bolsa

La Place de la Bourse fue diseñada y construida a mediados del siglo XVIII. En su origen se llamaba Plaza Real en honor al rey Luis XV, aunque un siglo más tarde ya se le dio el nombre actual. A su lado pasa el río Garona, lo que la hace imprescindible para una visita de noche, cuando se ilumina completamente. Los edificios que la rodean son de estilo clásico, con el Museo Nacional de Aduanas y la Cámara de Comercio como los más emblemáticos.

Plaza de la Bolsa de Burdeos

Plaza de la Bolsa de Burdeos

– Puerta de la Glosse-Cloche

Situado en la calle Saint James se halla esta enorme puerta construida en el siglo XV, que significa en castellano “campana grande”. Corresponde por tanto al antiguo campanario público del Ayuntamiento de Burdeos. Una puerta que actualmente es otro de los grandes símbolos de la ciudad, y por la que cruzaban los peregrinos a Santiago de Compostela. Desde sus torres de 40 metros de altura se anunciaba con el sonido de las campanas algún incendio o el tiempo de la vendimia.

– Gran Teatro de Burdeos

Inaugurado en 1780 y diseñado por el célebre arquitecto Victor Louis, está declarado monumento histórico en Francia. Tiene 88 metros de largo, 47 de ancho y capacidad para algo más de mil espectadores. Impresiona el estilo neoclásico de su fachada, con doce columnas corintias. No fue restaurado hasta 1991, convirtiéndose así en una de las estructuras de madera que más tarde han necesitado de restauración.

Más información: Burdeos y su Gran Teatro

– Plaza de la Victoria

Una de las plazas más animadas de la ciudad, gracias a los bares y restaurantes que alberga. En ella se sitúa la Puerta de Aquitania, del siglo XVII, y desde el 2005 las estatuas de dos tortugas gigantes y un obelisco de mármol rosa de 16 metros de altura. En esta plaza tienen lugar conciertos y otros eventos a lo largo del año. A su alrededor se encuentra el barrio de Saint Michel, por el que debemos perdernos por sus callejuelas en busca de tiendas y tabernas, especialmente la calla Santa Catarina.

– Plaza de Quinconces

Diseñada y construida en el siglo XIX, está situada en pleno centro de Burdeos. Con sus doce hectáreas es una de las plazas más grandes de Francia y en ella tienen lugar a lo largo del año numerosos eventos, conciertos y espectáculos. Está presidida por el Monumento a los Girondinos, una columna de 43 metros de altura, rematada con una estatua que representa a la Libertad. Fue colocada en 1895.

– Otros lugares de interés

– Más información

Foto Vía Francia.net

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Aquitania, Burdeos


Deja tu comentario